El Proyecto

Somos un refugio antiespecista y transversal dedicado a dar una nueva vida a aves provenientes de la explotación animal (Conócenos aquí)

¿Por qué un proyecto como FreePhoenix?

Cerca de 50.000 millones de gallinas y pollos son matados cada año en todo el mundo. (…) Asimismo, si contamos únicamente a los animales criados en granjas en tierra, y no a los peces y otros animales acuáticos criados en las piscifactorías, son los animales que en mayor número son matados para su consumo.’  Animal Ethics

Foto: Filming for Liberation

La gran mayoría de las aves de corral son enviadas al matadero a muy temprana edad. En la industria, un pollo es llevado al matadero a las 6 semanas de edad, mientras que su esperanza de vida rondaría los 10 años.

Desde nuestras experiencias propias conocimos el especismo, un sistema de discriminación y opresión hacia otros animales solo por no pertenecer a la especie humana.

Como humanas, partimos del privilegio de especie sobre los demás animales. A lo que aspiramos es a dejar de dominar sus cuerpos y sus vidas, a dejar de apropiárnoslos para nuestros placeres, beneficios e intereses. Por ello, tratamos de trabajarnos como sujetos situados que se hacen conscientes de sus opresiones y responsables de sus privilegios.Jauría

Decidimos ser parte de la lucha por su liberación, dedicar nuestros recursos y tiempo a trabajar en poner fin a este sistema de dominación. Decidimos crear este lugar de refugio, igualdad, cuidados y respeto.

El primer paso

Para nosotras el veganismo fue el principio de todo. La primera consecuencia en nuestras vidas, en nuestro día a día. Decidimos dejar de ser sujetos de opresión.

El veganismono es solo una forma de alimentación libre de cualquier producto de origen animal, sino más bien una forma de vida que rechaza la explotación de los animales en todos los ámbitos ya sea consumir animales como alimento, el uso de su pelo, sus plumas o pieles, productos que han sido experimentados sobre elles, o la asistencia a espectáculos donde son explotadas (circo, tauromaquia) o expuestas (zoos, acuarios) así como la compraventa de animales (considerarles mascotas/propiedades).” VeganismoDe la teoría a la acción

Tomar parte de su liberación

Nos dimos cuenta de que ser veganas no es solidarse directamente con las víctimas del especismo. Debíamos unirnos al movimiento por la Liberación Animal. En él se incluyen organizaciones, colectivos y activistas que trabajan sobre la idea central de que los demás animales tienen necesidades básicas e intereses que merecen reconocimiento y protección.

Al igual que las opresiones están conectadas, las luchas también deben estarlo. Como parte de un movimiento de liberación debemos comprometernos a no ejercer otras opresiones, tenerlas en cuenta y nutrirnos y servir de apoyo a otros movimientos políticos.

Puesto que los animales humanos también merecemos respeto y consideración, independientemente del color de nuestra piel, el género en el que se nos clasifique, nuestra tendencia sexual o nuestro lugar de nacimiento, nos resulta incompatible sostener un discurso antiespecista y defender los derechos de los animales con admitir a nuestro lado a personas y grupos que mantienen posturas fascistas, sionistas, sexistas, homófobas, xenófobas(…)Ethicalmagazine

Como movimiento, también hemos sido víctimas de la represión. Debemos tener en cuenta que la batalla por los derechos animales pasa, inevitablemente, por ser una batalla por la libertad de información. Vemos pues, de vital importancia, estrechar lazos de solidaridad y apoyo mutuo y no permitir que el miedo y la criminalización nos frene en la lucha por la libertad de los demás animales. “Los Verdes somos los nuevos Rojos”

We look at the world together, let’s take part of their liberation.